Gastos del autónomo: cuáles son y cómo incluirlos en tu contabilidad

Gastos del autónomo: cuáles son y cómo incluirlos en tu contabilidad

Una de las grandes tareas y dificultades a las que se enfrenta todo autónomo a la hora de realizar la actividad por cuenta propia es la de saber cuáles son sus gastos y cómo incluirlos dentro de su contabilidad.

Es por ello que es aconsejable contar con los servicios de un asesor fiscal que te pueda ayudar a realizar tu contabilidad de manera ordenada, adecuada y de acuerdo a la legalidad vigente.

Si eres autónomo o estás pensando en serlo, sigue leyendo. Te contamos cuáles son los gastos más comunes de tu actividad y como incluirlos en tus cuentas.

 

Gastos más comunes y sus códigos

La Agencia Tributaria exige a todos los autónomos y empresas que especifiquen un “tipo de gasto” cuando registran un gasto en su contabilidad. Para facilitar esa labor incluimos a continuación una relación de los gastos más habituales y ejemplos con los códigos contables en los que deberían ser registrados, según el Plan General Contable de la Agencia Tributaria.

 

Gastos en recursos humanos

En esta categoría se incluyen los pagos de las nóminas del personal y los pagos a la Seguridad Social, y hay dos tipos de cada uno.

Las nóminas pueden ser de trabajadores (Código contable 6400001) o de socios de la empresa (Código contable 6400000). En los pagos a la S.S.  el código contable 6420000 indica el importe por los gastos de las cuotas de autónomo y el código 6420001 referencia las cuotas sociales abonadas por los trabajadores de la empresa.

 

Gastos impositivos

Otros gastos comunes son los impuestos y tasas. Estos varían el código según el territorio al que hacen referencia. Así los impuestos municipales como el IBI se contabilizan con el 6310001; los autonómicos con 6310002 y los estatales como el IVA con 475.

 

Gastos de servicios externos

Dentro de este apartado se pueden incluir una variedad de servicios como reparación o mantenimiento (código 622), servicios de asesoría fiscal y contable (código 6230001) o asesoría laboral (6230002). Si el servicio profesional es de otro tipo, se computa con el 6230005.

Aquí también se incluyen gastos de campañas de publicidad y propaganda (código 627),

os importes pagados en concepto de seguros (625) o los gastos de transporte, con el 624.

Gastos de compras y suministros

De una manera u otra, el autónomo va a realizar a lo largo de su actividad algún tipo de compra. Esta puede ser de objetos que vaya a vender, y que se referencian con el código 600; de materias primas que luego convertirá en algún producto (601); compras de bienes que se van a vender de forma adicional a otros productos (602) o trabajos realizados por otras empresas y que complementan nuestros servicios, con el código 607.

 

En el caso de los suministros, hablamos sobre todo de los gastos en combustibles, de los más comunes en la mayoría de actividades económicas, que se computan con el 6280003. Sin embargo, también se incluye electricidad (6280004), (6280005), telefonía (6280006) y otros suministros básicos, con el código contable 6280007.

 

Gastos en alquileres

En este tipo de gastos los autónomos tienen tres códigos diferentes para computar sus gastos de alquiler:

-Código contable 6210001: alquiler de inmuebles y locales.

-Código contable 6210002: de bienes y equipos.

-Código contable 6210003: diferente a los anteriores.

 

Gastos de amortizaciones

También puede ser de tres tipos. Pueden ser amortizaciones de inversiones materiales (681), inmateriales (680) o inmobiliarias (682).

 

Gastos bancarios

En este punto hacemos referencia los gastos derivados de servicios bancarios como los importes pagados por comisiones u otros gastos bancarios (626), los intereses de préstamos (662), la devolución de un préstamo (520) u otros gastos financieros (669) derivados, por ejemplo, de liquidaciones de cuentas bancarias.

 

Otro tipo de servicios

A los servicios que ya se han especificado, se pueden añadir otros como los que se realizan durante los desplazamientos y viajes (6290003) o los de restauración y hostelería cuando, por ejemplo, se come con un cliente (6290002). Incluimos en esta categoría los gastos de papelería y material de oficina (6290001), de hosting o servicios web (código 6290004), cursos de formación relacionada con el trabajo a desempeñar (6290005) y otros servicios externos (6290006).

 

Otros gastos: los extraordinarios

Además de todos los nombrados anteriormente, tenemos un tipo de gastos denominados extraordinarios que son aquellos que se producen con excepcionalidad ante una urgencia o eventualidad. Estos no forman parte de la actividad regular del autónomo y se computan con el código 678.

 

Mantener una contabilidad al día permite conocer los gastos que va a conllevar la actividad del autónomo y además reducir el pago de impuestos. De ahí la importancia de llevar un control correcto y actualizado de la contabilidad.

Si necesitas asesoramiento fiscal, mercantil, laboral, contable o jurídico; ATC Asesores Integrales es la solución. Contacta con nosotros y resolveremos todas tus dudas.

About the author

webmaster administrator